La Pastora Quinto premio CEPYME Aragón a la pyme «Ribera Baja del Ebro»

El pasado lunes 4 de abril y tras dos años de parón por la pandemia, Cepyme Aragón celebró la tercera edición de sus premios autonómicos que se entregaron a 33 empresarios comarcales como reconocimiento al esfuerzo, iniciativa, trayectoria e innovación de las pymes y autónomos de la comunidad y para rendir homenaje a «los miles de empresas que, sobre todo ahora, lo están pasando tan mal», según palabras del presidente de la entidad, Aurelio López de Hita.

En la Ribera Baja se ha reconocido el trabajo tras más de 50 años en el territorio de LA PASTORA QUINTO S.L., empresa familiar fundada en los años 60 dedicada a la desidratación y comercialización de alfalfa. En un acto celebrado en la Sala de la Corona del Edificio Pignatelli , José Manuel López, Director General de la compañía recogía el premio muy orgulloso, ya que según sus palabras le ha hecho “especial ilusión recibir este premio, porque es un reconocimiento no sólo a la empresa sino a todos los trabajadores que la forman, colaboradores, socios cooperativistas y agricultores, esperando que sea un motivación más para seguir creciendo y seguir siendo un referente en la Comarca de la Ribera Baja del Ebro”.

LA PASTORA QUINTO es la tercera generación al frente de la compañía que desde los años 90 también engloba a la Cooperativa Agrícola Santa Ana de Quinto y San Pedro de Gelsa. Comercializan la marca ALFEED junto a otras 6 deshidratadoras desde 2014, obteniendo un nicho de mercado del 10% de la produción española en este sector, lo que los hace ser más competitivos y ampliar mercados a nivel internacional.

«Fundamentalmente, las que fijan población y generan riqueza en el ámbito rural son la pequeña empresa», defendió López de Hita en la rueda de prensa previa a esta tercera edición de los Premios Cepyme Aragón, a los que también acudió el Presidente de Aragón, Javier Lambán, y el Presidente de CEPYME a nivel nacional, Gerardo Cuerva quién manifestaba en este acto que estos premios «reflejan el beneficio y el progreso que la pyme aporta a la sociedad», recalcando que «la empresa sana y viable es la base del bienestar» porque «el progreso emerge de la actividad privada, de trabajadores y empresarios».

Entre los bajoaragoneses también fueron premiados Servicios Técnicos y Eventos MR de Andorra, Chocolates Artesanos Isabel de Alcorisa, Río Caspe Aventura, Restaurante Casa Agustín de Albalate del Arzobispo, Jamones El Rullo de Villarluengo y el hotel La Alquería de Ráfales.

Aragón se caracteriza por su dispersión territorial y son los pequeños empresarios los que vertebran la comunidad convirtiéndose en el principal motor de progreso económico, algo que, sin duda, han demostrado especialmente durante estos dos años de crisis sanitaria y ante las dificultades de la situación actual. Por ello hay que felicitar esta iniciativa ya que con estos reconocimientos CEPYME Aragón ha vuelto a poner en valor el trabajo que desarrollan en el día a día de sus municipios, favoreciendo el empleo y el asentamiento de la población.

Ir al contenido